¿Te suena la palabra empoderamiento?

Tanto en el terreno personal como en el laboral es la lucha diaria de una gran parte de las personas. Buscar el bienestar y el éxito. 
Una de las claves para lograr tus objetivos pasa por empoderarse, es decir, ganar poder.

El empoderamiento, hace referencia a los procesos utilizados por las personas, las comunidades y las organizaciones para potenciar ciertos aspectos y capacidades beneficiosas para la mejora de sus actuales situaciones de vida.

Es decir, el empoderamiento pretende generar un cambio positivo a nivel individual, social  o grupal.

Características del empoderamiento

Empoderarse consiste en darse cuenta de las capacidades y cualidades que uno tiene como individuo o grupo, siendo estas fundamentales para tomar decisiones, afrontar las adversidades, conseguir los objetivos propuestos, etc. En definitiva, para tomar con firmeza las riendas de la vida.

Es así que el empoderamiento se caracteriza por: 

  • Desarrollo de las competencias útiles para la vida. 
  • Fomentar la participación activa para lograr el cambio. 
  • Adoptar un enfoque positivo.
  • Valorar la importancia de la colaboración y del papel del individuo dentro de un grupo.

Para comenzar el camino hacia el empoderamiento, lo primero que tienes que hacer es identificar cuáles son tus propias fortalezas, cómo puedes desarrollarlas y cuáles son los elementos del entorno que te pueden ayudar a potenciarlas. 

  • ¿Qué aptitudes o cualidades positivas tengo o he demostrado a lo largo de mi vida?
  • ¿Cuáles son mis creencias personales y en qué se basan?
  • ¿Cómo he cambiado con el paso del tiempo?
  • ¿Qué proyecto o plan de vida tengo?
  • ¿Me ha ayudado mi familia, mi pareja o mis amigos a mejorar como persona?
  • ¿Participo activamente dentro de la comunidad?
  • ¿Qué puedo hacer para contribuir a la mejora de la sociedad?

El empoderamiento supone hacer frente al ‘yo puedo’ de toda la vida, a través de diversas técnicas que nos ayudan a ser mejores cada día en todos los ámbitos.

Conócete

No hay manera de triunfar en la vida si no nos conocemos bien. Es decir, debemos saber a ciencia cierta cuáles son nuestras fortalezas y también debilidades. De esta manera trabajar el  empoderamiento es mucho más fácil porque sabremos más sobre nosotros mismos y actuaremos en consecuencia.

Mira el lado bueno

Cuando andamos con actitud negativa en la vida, entonces tendemos a frenarnos. Debemos, pues, concentrarnos en ser positivos para hacer frente a cambios, nuevas etapas y metas que superaremos si tenemos las herramientas para hacerlo y pensamos que lo haremos.

Aprende a perdonar

Es tan complicado y a la vez tan fácil, que nos deja espacio para afrontar los problemas con los demás de forma rápida. Saber perdonar nos libera, nos deja espacio para avanzar, y aporta una energía positiva que necesitamos sí o sí para empoderarnos. Perdonar no solamente nos hace sentir bien con los demás sino también con nosotros mismos.

Elige

No es fácil elegir el camino adecuado. A veces, deberemos pedir ayuda para saber cuál es la mejor elección y no equivocarnos. Pero nosotros mismos, gracias a nuestro autoconocimiento somos quienes damos el paso para elegir. Y si nos equivocamos habremos aprendido qué es lo mejor para no volver a caer. En los errores está el camino y la base para avanzar. Hablar del fracaso como algo positivo es algo bastante normal en otros países, aquí no tendemos a hacerlo, a pesar de ser una de las claves para poder avanzar y tener éxito. De hecho, sin fracaso no hay éxito.

Rodéate de personas que suman

También es algo básico, pero muchas personas no lo saben. Rodearse de personas que nos aportan experiencias positivas, nos hacen avanzar y suman más en nuestra vida nos conducirá al éxito personal. Tomar las riendas de nuestra vida no quiere decir ir solos, si vamos acompañados, es mucho mejor.

Finalmente, cabe señalar que el empoderamiento, va mucho más allá. De hecho, las relaciones sociales juegan un papel muy importante en el proceso de potenciación y fortalecimiento de las capacidades individuales.

La socialización permite el intercambio de ayuda, de opiniones, de experiencias, de conocimiento, etc. 

Ahora, que tienes una noción de lo que representa el empoderamiento, es momento de dar el paso, ya sea de forma personal, o compartir tus habilidades para ayudar a otros.

“Debemos usar el tiempo sabiamente y darnos cuenta de que siempre es el momento oportuno para hacer las cosas bien”

Sobre el Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.