Subiendo la energía.

Buscar constantemente la manera de crecer como persona y buscar siempre las diferentes opciones que nos permita alcanzar un nuevo nivel, debe ser nuestro objetivo de manera diaria.

El detalle personal resulta estar siempre «lleno de energía» un estado que nos permite conseguir todo lo que nos proponemos. 

En el lado opuesto, cuando estamos «bajos de energía» nuestro cuerpo se siente perezoso, la mente se pone lenta ¡Y no se puede hacer mucho más que generar frustración!.

Un estado de gran energía también se podría describir como «ESTADO DE PLENITUD» y un estado de baja energía, en especial si nos provoca dolor se lo podría describir como «ESTADO DE SUFRIMIENTO»

Entonces cómo vivir en un estado de plenitud, sin importar lo que pase en nuestra vida. 

Con frecuencia caemos en estados de sufrimiento, nos frustramos, nos enojamos, nos sentimos abrumados, nos preocupamos o nos estresamos. Y pensamos que estos estados de ánimo forman parte de nuestra vida. Sin embargó no es así, simplemente es nuestra mente, jugandonos una mala pasada. 

A lo largo de nuestro desarrollo nuestro cerebro se ha programando para la supervivencia, evitando que nos sintamos felices y satisfechos. 

Nuestro cerebro se ha programado y está atentó a lo «malo» a todo aquello que nos puede hacer daño, y luchar contra ello y escapar en caso de que sea necesario.

¿Qué posibilidades tenemos de disfrutar de la vida?. 

Constantemente le permitimos a la mala programación de nuestra mente, que nos gobierne.

La mente opera naturalmente, vive identificando y exagerando constantemente amenazas potenciales para asegurar nuestro bienestar. 

El resultado: Una vida repleta de estrés y ansiedad. Y la gran parte de personas viven así. 

Muchas veces toman decisiones inconscientes basadas en el hábito y el condicionamiento, y están a merced de sus propios instintos. 

Asumen que los sentimientos de frustración, estrés, tristeza y rabia, dicho de otra forma se vive en un «estado de sufrimiento». 

Hay un camino y solución, uno que implica tener control sobre tus pensamientos y que sea tu mente la que está a tus órdenes y no al contrario. 

«Estado de PLENITUD»

Un estado de plenitud es cuando sentimos amor, placer, gratitud, admiración, alegría, tranquilidad, creatividad, energía, bondad, crecimiento, curiosidad o agradecimiento. Sabemos exactamente qué hacer y lo hacemos bien. Nuestro espíritu y nuestro corazón cobran vida y damos lo mejor de nosotros. Los problemas no existen y todo fluye. El miedo y la frustración se van, ¡nos comportamos según nuestra verdadera esencia!

«Estado de  SUFRIMIENTO»

Un estado de sufrimiento es cuando nos sentimos estresados, frustrados, enfadados, deprimidos, irritados, abrumados, resentidos o temerosos. ¡Todos experimentamos está y otras innumerables sensaciones negativas, aunque no siempre estemos dispuestos a reconocerlo!. 

Tambien se puede llegar a padecer de estrés, antes que admitir el miedo. !Pero estrés es sólo la palabra que utilizamos para ocultar nuestro miedo!. Y si rastreamos el origen de aquel estrés, seguramente acabaríamos encontrando miedos más profundos. 

Entonces con todo esto en resumen, ya tienes una idea clave de como subir tu energía, la realidad de nuestro estado mental y emocional depende de dónde centramos nuestra atención y el Dr. Joe Dizpensa también lo destaca «Donde ponemos nuestra atención, ponemos nuestra energía»

Recordemos cada día todos tenemos algo en el cual trabajar, generemos nuevos hábitos de manera positiva, y todo ello requiere acción, disciplina, constancia. 

En un post adicionales, compartiré de que actividades, técnicas, son útiles para trabajar y subir nuestra energía.

Espero hayas disfrutado este post, fue un resumen de mi lectura del libro » Inquebrantable» de Tony Robbins. 

Sobre el Autor

2 comentarios en “Subiendo la energía.”

  1. Excelente Rommel vivamos en estado de plenitud que ya esta dentro de cada uno es solo de sacarlo a la luz y sentirse bien la mayor parte del tiempo. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.