26 julio 2021

GENERACIONES XYZ

Emprendedores Conscientes

El Poder de las palabras

El Amor, es un lenguaje y se acompaña de muchas palabras y expresiones: “Te quiero mucho”, “cuídate”, “te ves muy bien”, “avisa cuando llegues”, “te extraño”, “estaba esperando tu mensaje”, “eres muy importante para mí”.

Podrían ser palabras simples, sin embargo los afectos expresados en cada una de ellas nutren el alma.

No tengas miedo de las palabras afectivas.

Se ha convertido en un mal social de estos tiempos, el no querer usar las palabras afectivas por considerarlas “ridículas”, «cursis»; porque para algunos expresan debilidad.

Pero al contrario, expresarlo representa fortaleza, ya que estas palabras nos mantienen sanos, nos ayudan a esparcir sanidad en los corazones lastimados.

Palabras de Amor y Afecto inyectan fortaleza, motivación, valor, coraje y determinación en las personas.

No tengas miedo de ser amable y decir a cada persona lo positivo que hay en ella.

No tengas miedo de decirle a quien estimas “lo mucho que lo quieres”.

No tengas miedo de decir “me encanta tu actitud, cómo enfrentas cada problema, aprendo mucho de ti”, porque a veces las cosas no son tan fáciles para esa persona y puede sentirse motivada por tus palabras.

Menos crítica y más afecto.

La crítica es buena porque nos ayuda a mejorar como sociedad. Sin embargo, estamos tan saturados de críticos severos, que nos hemos olvidado de las palabras de afecto, esas que realmente nos motivan para seguir adelante.

Cuando una persona solo recibe críticas, no importa de donde vengan, no importa si la escudan bajo el “te lo digo porque te quiero”, no podrá reconocer lo bueno que hay en ella porque su panorama de sí mismo es solo negativo.

En estos días donde todos tienen algo que criticar, las palabras y expresiones de afecto valen oro.

Porque aportan identidad a las personas, les dicen lo bueno y valioso que hay en ellas, da empoderamiento y les motivan a crecer desde su interior.

El Poder de las palabras.

Si te ha gustado este post, puedes acceder a escucharlo en mi Podcast de Spotify y suscribirte para próximos contenidos.